Sangre #Falda larga con abertura

Volverá el momento de coger el tren, ir a dar una conferencia, charlar con los asistentes y llegar paseando a la mejor heladería de la ciudad para tomarme un helado de turrón.

Y estaré preparada.

Falda larga de cuatro piezas que bajan haciéndose más anchas cada vez, dejando una abertura en la parte delantera, desde la rodilla.

Confeccionada en un algodón fuerte y con cuerpo en el exterior y muy fino en el interior. La idea es que el 100% de la tela sea del mismo material y pueda reciclarse con más facilidad.

Cremallera invisible en espalda.

Largo aproximado 108 cm.

La pieza está diseñada y confeccionada en Aragón.

250,00

Limpiar

Más información

FAlda larga con abertura lateral de algodón orgánico

 

¿Por qué Rojo?

Es un color vital, energizante, atrevido, audaz. Perturba y cautiva.

Quiero mostrarlo como el principio de la vida, como parte del cambio continuo, como la regeneración en la naturaleza de la mujer.

 

¿Cómo llevo la falda larga con el lateral abierto?

De día con jerséis calentitos de talla grande y zapatillas de deporte, para más casual. Blusas cerradas o cuerpos de punto entallados, con tacón para un estilo más formal.

De noche usa cuerpos más vaporosos o con mucha caída, camisetas lenceras de tirantes y lleva ibicencas de tacón o planas.

 

Algodón orgánico certificado GOTS

Es mucho más suave que el algodón común, no tiene químicos y permite a la piel una mayor ventilación y respiración. Lo notarás.

Consume menos agua y preserva la biodiversidad del lugar donde crece. En definitiva, genera un mayor bienestar a ti, al agricultar y a la tierra.

GOTS garantiza que desde la recolección del algodón hasta la distribución del tejido todo el proceso es social y medioambientalmente responsable. Así pues certifica el hilado, el tejido, el tintado y la confección. Y asegura que el 95% de la materia es orgánica.

Lee más sobre el algodón orgánico.

 

¿Cómo lavo esta falda larga de algodón orgánico?

Siempre del revés, con la cremallera cerrada,  en agua fría (máximo 30 grados) y sin suavizante. Durará mucho más y utilizarás menos energía. Intenta tenderlo totalmente extendido para que quede aún más liso. Te recomiendo que uses jabón de marsella o un jabón suave y, a modo de suavizante, un poquito de vinagre de manzana.