Falda de media capa larga Artemisia

Falda larga de media capa en algodón orgánico

La pieza está diseñada y confeccionada en Alicante. Estampada sobre algodón ecológico y forrada en algodón, utilizando para los refuerzos el mismo material, consiguiendo así, que el 100% de la tela tenga la misma composición. Con bolsillos laterales y cremallera en la espalda. Botones forrados en cinturilla.

Largo máximo 120 cm.

690,00

Limpiar

Más información

¿Te gustaría saber quién fue Artemisia Gentileschi?

Fue una artista muy arriesgada que supo cultivarse a si misma. Tuvo un talento excepcional en su época por el que fue reconocida.

A la edad de 46 años pintó su «Autorretrato como alegoría de la pintura». En él reivindicaba y afirmaba su papel como artista.

Ya sabes qué representa el estampado de la falda. Toda una declaración de intenciones.

Puedes conocer los cuadros, los valores, la vida y mucho más sobre Artemisia Gentileschi desde el blog.

3 formas de llevar una falda de media capa.

Te propongo que la lleves con camisa de hombre, con jersey mullidito, con cuerpo ligero de verano, … Si quieres que publique más sugerencias escríbeme.

Debes decidirlo tú. Dependerá del tiempo, del evento al que vayas y de si atreves a romper con las tendencias. ¡El mundo es tuyo!

Impresión digital.

Es una técnica respetuosa con el medio ambiente. Evita al máximo los productos tóxicos, el consumo excesivo de agua y el desperdicio de tejido. Es perfecta por su gama de colores y por la posibilidad de lavar el tejido impreso muchas veces sin perder su intensidad.

Descubre el algodón orgánico.

Como el algodón convencional, el orgánico es un tejido resistente, transpirable, absorvente y suave. Además ha sido cultivado sin productos tóxicos por lo que nuestra piel respira mejor y se reducen las reacciones alérgicas.

El agricultor mejora el rendimiento de sus tierras y mejora su salud al evitar pesticidas y fungicidas. Y no menos importante, se preservan los recursos naturales.

¿Cómo cuido mi falda de vuelo?

Lávala siempre del revés, con la cremallera cerrada,  en agua fría (máximo 30 grados) y sin suavizante. Durará mucho más y utilizarás menos energía. Intenta tenderlo totalmente extendido para que quede aún más liso. Te recomiendo que uses jabón de marsella o un jabón suave y, a modo de suavizante, un poquito de vinagre de manzana.

Plánchala siguiendo el hilo del tejido (sabrás cual es si al estirar el tejido no cede, si cede un poquito eso es el contrahílo, si cede mucho eso es el bies) y con un paño de algodón entre la falda y la plancha. Nunca planches encima de la cremallera.

Guárdala colgada en una percha con pinzas enganchándola por el bajo (dóblala dos o tres veces sobre si misma) o por la cintura (dóblala dos veces sobre si misma) o siguiendo el método de doblado vertical.